Cerró Lo de Saluzzo, el restaurante familiar que estaba en Sportivo

Local 21 de mayo de 2020
Mientras el coronavirus hace estragos a nivel sanitario en las grandes ciudades, también genera dificultades en lo económico. Uno de los rubros más golpeado es el gastronómico y este jueves dejó de funcionar el restaurante ubicado en las instalaciones del club Sportivo Belgrano.
0c5c4664-6316-4ce8-94c7-3cf756508bc5
Claudia en el local que alquiló por más de dos años.

Afectado por las consecuencias económicas de la pandemia de coronavirus, la dueña del restaurante Lo de Saluzzo anunció este jueves el cierre definitivo del local que alquilaba en las instalaciones del club Sportivo Belgrano, en avenida Rosario de Santa Fe 1496.

En medio del llanto y la tristeza por tomar la drástica decisión, Claudia Saluzzo (51) le contó a El Periódico que no pudieron resistir los gastos generados tras dos meses sin poder trabajar normalmente, debido a las restricciones sanitarias están obligados a respetar los locales gastronómicos.

“Desgraciadamente lo que nos llevó a esto fueron los dos meses que no pudimos trabajar, no llegamos a recaudar nada porque en condiciones normales el comedor funcionaba extraordinariamente. Tengo un dolor en el alma, teníamos gastos muy grandes y desgraciadamente con los deliverys no sacás ni para la nafta”, expresó en medio de lamentos la mujer.

Una familia sin trabajo

De esta manera la familia Claudia, su marido Alejandro, sus tres hijas, Natalia, Lucia y Valentina, y uno de sus yernos quedaron sin trabajo. “Nosotros no teníamos otra entrada que el comedor. Para nosotros no funcionó el sistema de delivery por el solo hecho de que hay muchos que desde sus casas no mantienen un lugar y hacen de comer y venden, la competencia es desleal si no podemos abrir”, sostuvo.

Según la cocinera no tuvo respuestas ante los municipios de San Francisco ni de Frontera pese a los intentos de comunicarse para buscar una solución que no fuera el cierre. “No me hago la víctima porque hay un millón de personas que estamos en la misma situación. Tengo una familia que vale oro que siempre la luchamos juntos y dio mucha pena haber abandonado un lugar que a nosotros nos ayudó un montón”, añadió emocionada.

Pese a su dolor la mujer remarcó que ama su trabajo y la cocina y se imaginó en un futuro cercano volviendo a abrir un local con el nombre Lo de Saluzzo “bien en grande”.  

Te puede interesar