Cómo identificar problemas de columna vertebral

Salud 09 de abril de 2018
A veces, una persona puede sospechar, a raíz de diversos padecimientos, que está sufriendo de una hernia discal.El doctor Raúl Villafañe explica cuáles son sus síntomas y su abordaje.
maxresdefault

Para identificar problemas en la columna vertebral, primero se debe tener en cuenta que la misma comienza en la base de cráneo y termina en el coxis (huesito dulce), comprendiendo columna cervical (cuello), columna dorsal (espalda) y columna lumbosacra (cintura y cadera).

Los síntomas a tener en cuenta cuando el paciente sospecha que puede sufrir de una hernia discal, explica el doctor Raúl Villafañe, especialista en columna vertebral del Centro Internacional de Neurociencias, son distintos en los diferentes niveles de la columna vertebral.

tips-para-la-salud-de-la-columna-vertebral

Columna cervical (cuello)

Los síntomas abarcan cefaleas, dolor localizado en la nuca y detrás de los ojos, dolor de cuello que se irradia a los hombros, dolor y adormecimiento de brazos y manos que incluso puede aumentar de noche, mareos, náuseas, vómitos, zumbido de oídos, sueño y cansancio excesivo, alteraciones del humor, disminución de la agudeza visual, rigidez del cuello e imposibilidad para girar la cabeza.

Columna dorsal (espalda)

Los síntomas pueden ser dolor punzante, sensación de quemazón entre las escápulas, que a veces irradia al tórax simulando afección cardiaca, tendencia del cuerpo a irse hacia adelante y, en algunas mujeres, dolor de mamas, simulando mastitis, muchas veces el dolor cede con el reposo.

Lumbar (cintura)

La persona puede sentir dolor localizado a nivel lumbar que puede irradiarse o no hacia las piernas por delante hacia la región inguinal, tomando los genitales inclusive. Por detrás puede quedarse localizado en el glúteo o llegar hasta la pantorrilla. Muchas veces el dolor persiste en el reposo y se acompaña de adormecimiento del miembro no encontrando la persona el alivio en ninguna posición, y al caminar siente como si tuviera las piernas atadas.

Tratamiento sin cirugía

El tratamiento para la hernia de disco, sin cirugía, es la disectomía y/o nucleotomía percutánea.

Disectomía significa la remoción o el retiro del disco (cartílago intervertebral herniado y roto que comprime y daña las raíces nerviosas que van a los brazos o a las piernas). A veces este daño puede darse directamente sobre la médula espinal con riesgo de secuelas más graves.

Es práctica, mínimamente invasiva y ambulatoria. Esta técnica tiene la ventaja de evitar una internación para cirugía convencional, evitar anestesia general con disminución del riesgo quirúrgico para el paciente (no se aborda el canal raquídeo, no hay herida quirúrgica, se disminuye el riesgo de infección y de daño neurológico, con rápida recuperación del paciente).

Además, tiene la ventaja de la rápida recuperación y reinserción laboral en corto plazo; cabe destacar que esta técnica debe ser realizada por profesionales entrenados y certificados por la Asociación Argentina de Neurocirugía.

Consultas

El doctor Raúl Villafañe, especialista en columna vertebral del Centro Internacional de Neurociencias, atiende en bulevar 25 de Mayo 1310. Por consultas o turnos se puede llamar al (03564) 423541.

Te puede interesar

Te puede interesar