Liberaron 700 aves que habían sido decomisadas

Más información 10 de enero de 2018
La Policía Ambiental las liberó ayer en Río Cuarto y Mar Chiquita, y hoy continuará con esa tarea en Nono y Unquillo. Habían sido secuestradas en procedimientos de control. Son pájaros cuya tenencia está prohibida.
DATA_ART_1431284
Hoy seguirá la suelta.

La Policía Ambiental de la Provincia liberó ayer aves en Río Cuarto y en la Laguna Mar Chiquita y hoy lo hará en Nono y Unquillo. La acción se da en el marco del Día Internacional de las Aves (instituido por iniciativa de BirdLife Internacional). Unas 700 aves silvestres vuelven entre ayer y hoy a su hábitat natural luego de sufrir el encierro al que las sometieron los cazadores furtivos.

El primero de los operativos de liberación tuvo lugar en el sur provincial, junto al río Chocanchavara, en la capital alternativa de la provincia. Se eligió ese lugar por su cercanía al bosque chaqueño, al espinal y a zonas rurales con producción agrícola, para soltar jilgueros, mistos, vizcachitas y semilleros o picahuesos.

Luego, técnicos de esa repartición dependiente del Ministerio de Agua, Ambiente y Servicios Públicos se trasladaron hasta Miramar. En esa localidad del este provincial, devolvieron al ambiente cardenales, cardenillas, varilleros o tordo congo, paraguayitos, reinamoras, semilleros, jilgueros, brasitas de fuego, auroritas, corbatitas y chingolos. También, patos sirirí, patos barcinos y jotes.

El lugar elegido para abrir las jaulas fue la Reserva de Usos Múltiples del Río Dulce y Laguna Mar Chiquita, declarada sitio de valor hemisférico por la Red Hemisférica de Reservas para Aves Playeras. El mayor espejo de agua de Córdoba está rodeado por bosque chaqueño, en buen estado de conservación.

Sigue la suelta

Hoy los operativos de suelta se concentrarán en el oeste y en el centro-norte del mapa provincial.

A las 10.30, se subirán las cancelas de las pajareras en Nono, en pleno valle de Traslasierra, sobre las Sierras de Altautina, para que reinamoras, jotes, auroritas, vira vira, semilleros y jilgueros retornen al bosque chaqueño. Además, un águila mora, soberana de los cielos serranos, volverá a desplegar sus alas majestuosas en el cañadón milenario.

Por la tarde, alrededor de las 17.30, el bosque serrano de Sierras Chicas, que contiene a la reserva Los Quebrachitos (a siete kilómetros de Unquillo), recibirá a una bandada de pájaros que serán liberados en las proximidades de la mítica Capilla de Buffo, punto elegido para soltar a cabecitas negras, reinamoras, semilleros, zorzales negros, verdones, monteritas cabezas negras y corbatitas.

El director de Policía Ambiental, Adrián Rinaudo, precisó a La Voz que las aves liberadas fueron rescatadas en operativos de decomiso y secuestros, a cargo de inspectores del organismo de control y fiscalización de los recursos naturales de la provincia.

Antes de ser devueltas al hábitat natural, fueron puestas en cuarentena en cuatro centros de rescate autorizados: Parque Ecológico Urbano (Río Cuarto), Laguna de los Patos (Balnearia), Parque Zoológico Tatú Carreta (Valle Hermoso) y el Zoológico (de Córdoba).

En esta primera liberación masiva de aves de 2018, no se soltaron especies en peligro de extinción. “Hemos rescatado cardenales amarillos y otros pájaros que están seriamente amenazados pero que requieren de estudios genéticos y evaluaciones minuciosas antes de ser devueltos a la naturaleza”, explicó Rinaudo.

El responsable de la Policía Ambiental indicó que los cardenales amarillos redimidos podrían ser liberados en breve en las sierras de San Luis u otros sitios que ofrezcan mejores condiciones de resguardo.

En Córdoba rige desde hace varios años una ley que prohíbe la tenencia como mascotas de animales silvestres, sean exóticos o autóctonos.

Fuente: La Voz del Interior

Te puede interesar

Te puede interesar