Policía Municipal retuvo 1240 motos y 213 autos en lo que va de 2017

Política 25/11/2017
Fue a través de los controles de tránsito. En el caso de los motovehículos, la gran mayoría por falta de patente o casco. Mientras muchos vecinos los apoyan, otros critican que se trata de algo puramente recaudatorio.
160722_MG_06961
Desde el municipio destacan que por los controles aumentó en gran manera el patentamiento.

Los controles viales fueron este año una de las prioridades del Gobierno municipal en materia de tránsito vehicular. Y los resultados hablan por sí solos: según datos de la Secretaría de Gobierno, de quien depende la Policía Municipal, en lo que va de 2017 ya se retuvieron 1240 motocicletas y 213 automóviles o camionetas. En otras palabras, casi 113 motos y 20 autos en cada mes.

Estos controles, que se producen unas tres veces por semana en distintos horarios y puntos de la ciudad, tuvieron el apoyo de muchos vecinos  que piden mayor ordenamiento y seguridad vial, pero también las críticas de otros que los consideran solo una medida recaudatoria. En el caso de las motos, la principal causa de los secuestros en estos controles es la falta de casco o de patente; mientras que en los autos obedece a la alcoholemia positiva.

Entre las motos, según los datos del municipio, el 79% de las retenidas son retiradas por sus propietarios una vez que abonan el importe correspondiente a las infracciones.

De cuánto hablamos

Las multas por el secuestro de los vehículos no son monedas, por el contrario. Y varían de acuerdo a la infracción, es decir, que pueden ser por falta de licencia de conducir, de casco o de seguro, o incluso todas juntas. Según las cifras del municipio, en el caso de las motos hay un promedio que va de cinco a seis mil pesos.

Hay que aclarar que en la multa por falta de casco, la primera multa a un conductor equivale a un “vale casco”, es decir, que el infractor paga la multa y se le entrega un comprobante para que retire un casco en los comercios adheridos en la ciudad. “El Estado, en ese sentido, tiene un fin educativo y preventivo”, fundamentó el secretario de Gobierno, Gustavo Piscitello.

Pero la cosa cambia cuando el conductor es reincidente. En la primera reincidencia, es decir en la segunda vez que lo multan sin casco, la sanción es de 70 unidades de multa, que se calculan según el precio de la nafta súper YPF. Al valor actual, son $1680. En la segunda reincidencia (tercera vez sin casco), ya son 120 unidades de multa, es decir, $2881.

En los autos, casi un sueldo

En el caso de los autos, la cifra a pagar es mucho mayor: la multa promedio en estos controles es de 10 mil pesos, en base a los datos del Gobierno local. “Pero ha habido multas de ocho mil pesos y otras de 25 mil, eso depende de si hay alcoholemia, resistencia a la autoridad, si escapa del control u otras infracciones, y también de la cantidad de días que está el vehículo en el depósito municipal hasta que lo retiran”, aclaró Piscitello.

Piscitello: “Si no hay infracción, no hay multa”

Ante los cuestionamientos de que detrás del declarado objetivo de proteger la vida de los vecinos y ordenar el tránsito se esconde una mera política recaudatoria, el secretario de Gobierno municipal, Gustavo Piscitello, rechazó de plano ese criterio: “Es muy claro: si no hay infracción, no hay multa. No salimos a cazar a nadie. Si la persona está con todos los papeles, no hay infracción. Si nos dicen que es solo para recaudar, se presupone un incumplimiento por parte del conductor. No es un impuesto, es una infracción por no cumplir con la ley”, fundamentó.

El funcionario aseguró que la gran mayoría de lo recaudado en multas se invierte en equipamiento, seguridad y capacitación vial. “Por ejemplo, las motos que compramos para Tránsito con la nueva camioneta Kia, una inversión cercana al millón de pesos”, indicó.

- Si bien hay gente que apoya estos controles, otros critican que se multa a los trabajadores y que no hay controles los fines de semana.

- Los controles se hacen en distintos días y en lugares variados. El trabajador tiene que tener casco igual que un chico más joven, porque el fin es proteger la vida. No hay excusa para no usar el casco. Sea trabajador o no, tiene que usar casco, tener seguro y papeles de la moto, no es ni más ni menos que lo que establece la ley para conducir un vehículo.

-¿Qué resultados destaca en el Programa de Cultura Vial?

- Hemos logrado pasos, pero no nos parecen suficientes. El porcentaje de uso del casco no es el óptimo, pero creció. Las alcoholemias de vehículos también las bajamos: en los primeros controles sacábamos unos 15 autos y ahora estamos en tres o cuatro. La mayoría de las motos, en un 95% tiene patentes, y eso habla también de una cuestión de seguridad, por el tema de los motochorros. Estas políticas no dan resultados de un día para el otro, sino con su presencia continua.

- ¿La intención es aumentar los controles?

- A nadie le gusta tener que pagar la multa, pero en general, en los controles, la gente acepta que está en infracción. Creo que hay mayor conciencia. En estos programas, cuando se bajan los brazos, los números lo indican. Vamos a seguir y, en la medida de lo posible, intensificar los controles.

EN CIFRAS

1240
Motos secuestradas en lo que va de 2017.

213
Autos secuestrados en lo que va de 2017

5-6 mil pesos
Es el valor promedio de las multas en las motos

10 mil pesos
El valor promedio en las multas de los autos

$20 por día
Se cobra la estadía de las motos retenidas en el depósito.

$63 por día
Se cobra la estadía de los autos retenidos en el depósito.

Te puede interesar

Te puede interesar