Cuando las aguas se abren

Deportes 18/03/2016
Cuando las aguas se abren

Por Manuel Ruiz

 

Ornella Boschetto, María José Zanón, Martina Klein y Camila Zanón son las cuatro nadadoras del Sport Automóvil Club que bajo la tutela de Anibal Gaviglio este sábado en las aguas del embalse de Río Tercero, sobre las costas de Villa Rumipal, estarán participando del Campeonato Nacional de Aguas Abiertas, donde luego de un excelente desempeño en el circuito provincial de la disciplina, ahora se medirán ante las mejores a nivel país.

 

Diferencias

 

Nadar en aguas abiertas es bien diferente a hacerlo en un lugar con contención física como lo es una piscina. El oleaje, nadar dentro de un pelotón (y chocar con las otras) y mantener el ritmo, la paciencia y encontrar la entereza física, pero sobre todo mental, resulta clave en una prueba que para las chicas de la ciudad no es habitual, ya que su preparación anual se da dentro de un natatorio.

 

A pesar de eso, Gaviglio ve con posibilidades a sus deportistas, sobre todo a Klein y a las hermanas Zanón dentro de la categoría promocionales, donde el entrenador asegura que tienen posibilidades de quedarse con la prueba luego de nadar los 2 kilómetros correspondientes.

 

El caso de Ornella Boschetto es diferente. Porque dentro de la competencia de federados, donde la sanfrancisqueña nadará 5 kilómetros, el nivel no es el mismo porque allí nadarán los especialistas juveniles del país y para una nadadora cuya especialidad es el estilo pecho en pileta, el panorama no debería ser tan fructífero.

 

Gavigllio indica que el objetivo no es ganar pero que es esperable una sorpresa de la mano de la capacidad de Boschetto en el agua, que el preparador describe como aguerrida, algo que le ha permitido ganar tres veces el circuito provincial.

 

Boschetto saltará al agua a las 9 de la mañana mientras que Klein y las Zanón lo harán desde las 11. Todas buscarán nadar rápido y llegar antes sabiendo que las boyas se pierden de vista y el agua se mueve por demás. Estarán allí para probar y probarse, no para ganar. Aunque donde las aguas se abren, muchas veces, ganar es llegar.

 

 

 

Te puede interesar

Te puede interesar