Plumas nuevas

Deportes 12/03/2016
Plumas nuevas

Por Manuel Ruiz

 

Han sido dos semanas de cambios en San Isidro. De movimientos internos. Y movimientos internos de peso porque se fueron dos jugadores pero llegaron otros tres bajo expreso pedido del entrenador Osvaldo Arduh, quién movió el timón con la mente puesta en los Playoffs del Torneo Nacional de Ascenso (TNA) y en conseguir el primer y único objetivo: el ascenso a la máxima categoría del básquet patrio, la Liga Nacional.

 

Los que ya no están

 

Las salidas, primero de Damián Palacios, y la más reciente de Gastón Essengue, fueron decisiones duras de tomar, pero que el entrenador pensaba hace tiempo. Para el Arduh, ninguno terminaba de comulgar con su idea de juego y por ende, de rendir lo que esperaba.

 

El caso de Essengue ya había sido anunciado a finales de 2015, cuando el camerunés fue cortado y a las pocas horas, y sólo porque ese corte traía complicaciones contractuales para San Isidro, volvió a ser tenido en cuenta por el entrenador. Essengue jugó esta temporada 33 partidos y promedió 13 puntos, 5 rebotes (el mejor del equipo) y 24 minutos por juego; mientras que Palacios en su posición de base contabilizó 31 juegos y un promedio de 8 puntos (45% en triples, el mejor de “sani”) y 3 asistencias (el que más repartió) en 24 minutos por juego.

 

San Isidro, entonces, se deshizo en estos 15 días de su base titular y su único pivote.

 

Los que llegaron

 

El que primero llegó de los tres nuevos fue el base juvenil Martín Cabrera. El ex Instituto arribó para ocupar directamente el lugar de Palacios o al menos discutirlo con Agustín Lozano. Viene de jugar Liga Nacional tras ascender el año pasado.

 

Esta semana fueron dos los bienvenidos. Primero, Federico Mansilla, que al ser ficha mayor ocupará el lugar de Palacios, y luego Terrance King, pivote que lo hará por Essengue. Con respecto a Mansilla que baja desde el Instituto de Liga Nacional, es alguien ya conocido por la ciudad: escolta, triplero y con mucha capacidad defensiva. No así King, que como todo extranjero que llega es un número de lotería que todos esperan que salga en el primer tiro del bolillero.

 

Con ese panorama, San Isidro viaja a Corrientes para este domingo medirse ante Comunicaciones desde las 21:30. Y adentro de los Cuartos de Final de la postemporada, los halcones tendrán ahora el objetivo de en estos tres últimos juegos probar y asentar el “plumaje” nuevo, para que brillen durante los Playoffs.

 

Te puede interesar

Te puede interesar