Sigue el misterio por la desaparición de los entrerrianos que iban de compras a Encarnación

Más información 21/10/2017
Los hombres habían salido de Concordia el 20 de septiembre. El vehículo en que viajaban apareció desmantelado y quemado.
HJpgmeHp-_930x525
La camioneta de César Miño, concordiense desaparecido, fue desguazada e incendiada.

A un mes de la misteriosa desaparición de los entrerrianos que viajaban de compras a la ciudad paraguaya de Encarnación, sigue el misterio sobre la suerte que corrieron en la zona Norte de Corrientes, donde fueron vistos con vida por última vez. La Policía sigue rastrillando la zona donde fue hallada desmantelada y quemada la camioneta en la que los hombres realizaban el viaje.

Ayer, unos 30 policías recorrieron la zona rural de San Carlos, un pequeño poblado que está en el noreste de Corrientes, límite con Misiones. A los agentes de ese pueblo se sumaron otros llegados desde Colonia Liebig, pero hasta ahora no lograron hallar rastros o indicios que permitan dar con César Miño (37) y Sergio Quintana (33).

El fiscal de Instrucción de Santo Tomé, Francisco Ramos, admitió que la principal hipótesis que se maneja es que los concordienses fueron víctimas de un robo y luego asesinados.

Desde la Comisaría de San Carlos dijeron que en las próximas horas sumarán a la búsqueda perros y personal de Infantería de la ciudad de Corrientes.

Miño y Quintana salieron de Concordia el 20 de septiembre con destino a Encarnación. En sus bolsillos llevaban 13.000 pesos para realizar compras de indumentaria y bazar que luego revenderían. Sin embargo, nunca cruzaron la frontera y su rastro se perdió en la localidad correntina de Gobernador Virasoro, en la zona norte de Corrientes.

En ese lugar fueron registrados por las cámaras de seguridad de una estación de servicio. Ahora se supo que la Policía de Corrientes tendría otra filmación en la que aparece la camioneta Peugeot Partner Patagónica en la que se movían los hombres, sobre la ruta 14, pero con destino al sur, en sentido opuesto al que debían seguir camino a Encarnación. Esas imágenes serían posteriores a las de la estación de servicio.

HJaQmgSa-_720x0

Fuentes policiales dijeron que el lugar donde fue hallada desmantelada y quemada la camioneta es una zona rural con muy escasa población. Está a sólo tres kilómetros de la zona urbana y a unos 600 metros de la ruta provincial 34. “Es gente que conoce a zona”, dijo uno de los policías que trabaja en el caso.

Para el oficial, el lugar donde fue incendiada la camioneta no fue elegido al boleo.

Los investigadores sospechan que la camioneta, patente LMQ666 fue desmantelada en otro lugar y luego llevada e incendiada en cercanías de San Carlos para borrar todo tipo de huellas. Los investigadores constataron que le habían quitado el motor, los trenes trasero y delantero, el volante, el tanque de combustible y otras autopartes.

Los investigadores descartaron que los hombres hayan llegado a Encarnación porque no figuran en los registros de Migraciones del puente San Roque González de Santa Cruz. También rastrillaron un tramo de la ruta 14 para descartar algún accidente vial.

La investigación del caso dio un giro el lunes cuando un obrero rural alertó a la Policía de San Carlos de que en una forestación había encontrado un vehículo consumido por el fuego. El hombre contó que el rodado fue quemado el 5 de octubre, dato que coincide con el resultado de las pericias. Lo que todavía no se pudo establecer es desde cuándo la camioneta estaba en el lugar y cómo fue llevada hasta allí.

Fuente: Clarín

Te puede interesar

Te puede interesar