Es hoy

Deportes 10/10/2017
Argentina define su futuro en Ecuador. A partir de las 20.30 se jugará la clasificación al Mundial de Rusia 2018.
Sin título

Argentina, el fútbol argentino, los argentinos, ponen en juego muchas cosas este martes. Deportivamente, claro... pero también desde otros ángulos. El futbolero medio no puede estar tranquilo. Y no precisamente por la cantidad de dinero que perderán o ganarán otros.

El que maldice, no entiende de qué se trata. Tampoco el que afirma que “Messi no se puede quedar sin Mundial”. Hoy, por decimoctava vez desde aquel debut que fue casi un presagio (0-2 en el Monumental, también con Ecuador), se juega una porción de la clasificación a Rusia 2018. Pero esta vez, es la última.

Como nunca, la muerte de Julio Grondona pareció hacer desandar un tendal de dirigentes en el proceso, intervención mediante. Y si cambian los dirigentes, por acción (con Edgardo Bauza) u omisión (Gerardo Martino) también los entrenadores. Los jugadores, ni que hablar: en 17 partidos un total de 43 futbolistas estuvieron al menos un par de minutos en cancha. Posiblemente, el actual DT sume alguno más a la lista hoy.

Los directivos de ahora, con Claudio Tapia y Daniel Angelici a la cabeza, apuntaron a una campaña en redes sociales y el cambio de escenario para hacer funcionar su apuesta: la del valiente Jorge Sampaoli. No hay proceso ni lo hubo, y en la mayor parte de la Eliminatoria, la tabla ubicó a la selección en repechaje o afuera.

¿Qué puede pasar?

Para el futbolero medio, lo más sencillo es pensar en una victoria nacional. Enfrente estará un Ecuador que llega débil (después de ganar los cuatro primeros juegos consecutivos, sólo obtuvo dos victorias en otros 13 encuentros) por el desencanto de quedar afuera del Mundial y con cambio de entrenador incluido.

De ganar, Lionel Messi y los suyos se aseguran, al menos, un lugar en el repechaje del mes que viene, con Nueva Zelanda. Como en el ‘93. Un triunfo, con ayuda, podría hasta significar la clasificación directa, con las mismas críticas al juego que en el ‘86.

Un empate entre Perú y Colombia abriría esa puerta de sacar pasaje directo a Rusia. De ganar, si además los chilenos no consiguen festejar en Brasil, también habrá vodka para el festejo.

¿Y si no? Un empate es una luz de alerta gigante, porque un triunfo de Paraguay (cierra de local, con Venezuela) deja a Argentina afuera. Como en el camino a México ‘70, la única vez que no se pudo clasificar. Si hay pardas en Quito y los paraguayos no triunfan, también una igualdad en tierras peruanas traicionaría al fútbol contemporáneo marginando al mejor jugador del mundo de la última cita ecuménica que lo puede ver pleno.

Mientras se juegue la copa del año que viene, Messi cumplirá 31 años. Concentrado o de vacaciones, bajo tierra. Lo más probable es que una derrota ante Ecuador tenga un trágico resultado. Salvo que los venezolanos ayuden ante Paraguay y Perú pierda por una diferencia mayor que los argentinos. Posibilidades, en dependencia de otros.

Hoy, desde las 20:30, se juegan los últimos plenos.

Los protagonistas

Los futbolistas del seleccionado nacional realizaron la última práctica en el Estadio George Capwell de Emelec, en Guayaquil, y Jorge Sampaoli paró un equipo con algunas sorpresas.

Los once fueron Sergio Romero; Nicolás Otamendi, Federico Fazio, Gabriel Mercado; Emiliano Rigoni, avier Mascherano, Lucas Biglia, Angel Di María; Lionel Messi, Alejandro Gómez; Darío Benedetto.

Fuente: cba24n

Te puede interesar

Te puede interesar