La estatua de Rómulo y Remo cumplió 20 años

Construcción 17/09/2017
Está ubicada en la Plaza Italia, un espacio que nació en conmemoración a los 100 años de la Sociedad Italiana.
plaza italia
El monumento representa la conjunción de la Italia antigua y la moderna que no se llegó a realizar por falta de tiempo.

En la Plaza Cívica, en un rinconcito casi escondido y ubicado a unos escasos metros de la calesita que supo divertir a tantos chicos y que aún hoy sigue haciéndolo, se encuentra la Plaza Italia. Es un pedacito de tierra que recuerda a aquel país que le dio a Argentina, y a nuestra zona, una gran cantidad de habitantes a raíz de numerosos movimientos migratorios.

Esa plaza, que nació el 12 de septiembre de 1997, cumplió esta semana veinte años de vida.

Fue un espacio que fue creado para conmemorar los 100 años de la Sociedad Italiana.

Antonio Dimonte, presidente de la entidad, la describió como “un rectángulo que está donde está la loba” y recordó que “en aquel momento hicimos todo el piso, los mosaicos eran nuevos, los compró la Sociedad Italiana, eran de color rojo, aunque con el tiempo se destiñó todo y quedó desparejo”.

Rómulo y Remo

En el lugar se estableció, además, un monumento a Rómulo y Remo. Según la tradición romana, los hermanos gemelos fueron los encargados de fundar Roma.

IMG_0043

Dimonte contó que el monumento se hizo fundir en Rosario. “El arquitecto Carlos Magistrello era el presidente en esa época. Yo estaba en la comisión y buscamos siempre algo emblemático que representara a Italia. Se decidió por hacer fundir una loba con Rómulo y Remo para simbolizar a Italia en conmemoración de los 100 años de la Sociedad Italiana”.

“La matricería de esa estatua es una empresa centenaria. Habíamos hecho eventos y una serie de ventas para juntar la plata”, agregó.

Dimonte explicó que además del monumento se hizo un monolito para poner placas.

Idea

Carlos Magistrello, arquitecto y presidente de la Sociedad Italiana en aquel entonces, recordó que el monumento se hizo con fondos genuinos de la entidad y contó que la idea fue puesta a consideración por él, a partir de un viaje que realizó a Italia del que trajo imágenes de la loba.

A posterior, viajó varias veces a Rosario con otro miembro de la comisión directiva, Eros Molinelli, para encargar el trabajo y supervisarlo en varias oportunidades.

Técnica

Magistrello recordó que el molde se hizo en yeso y sobre eso se realizó la fundición de bronce, y que lo demás fue realizado en la ciudad con materiales como el mármol, colunmas de acero con capitel pintado de rojo y arcos que representan la bóveda de crucería.

IMG_0048

El monumento, explica el arquitecto, representa la conjunción de la Italia antigua y la moderna que no se llegó a realizar por falta de tiempo.

"Ese espacio de la plaza se solicitó al intendente con características particulares. Cuando se inauguró el monumento, los italianos presentes  manifestaron su asombro por tal representatividad. Actualmente el contexto de la plaza se encuentra muy deteriorado y descuidado", agregó.

Te puede interesar

Te puede interesar