Salud brindó recomendaciones para evitar una intoxicación con monóxido de carbono

Sociedad 14/06/2017
Algunas de ellas son mantener los ambientes ventilados y contratar a un gasista matriculado para que controle el buen funcionamiento de las instalaciones y los artefactos de calefacción.
monoxido-de-carbono
Su presencia en el ambiente puede causar intoxicación y muerte.

Recomendaciones para evitar intoxicación con monóxido de carbono

Luego de conocerse la trágica noticia del fallecimiento de un matrimonio en Frontera, aparentemente partir de la intoxicación con monóxido de carbono, la Municipalidad de San Francisco, a través de la Secretaría de Salud, recordó algunas recomendaciones.

Antes de enumerar las recomendaciones, desde el Municipio aseguraron que es importante saber que el monóxido de carbono es invisible e inodoro y no causa irritaciones, por lo que producto del mal funcionamiento de estufas, calderas, calefones, termotanques y cocinas a gas natural, así como del uso de leña o carbón para calefaccionar, su presencia en el ambiente puede causar intoxicación y muerte.  

Consejos

- Mantener los ambientes ventilados.

- Que un gasista matriculado controle el buen funcionamiento de las instalaciones y artefactos de calefacción.

- Corroborar que la llama de hornallas de cocinas y calefactores sea siempre de color azul.

- Los calefones no pueden instalarse en el baño, en caso de tenerlo allí, asesórese con un matriculado para su reubicación.

- Tener especial cuidado con los grupos electrógenos que funcionan con nafta o gasoil y con los braceros, ya que pueden producir monóxido de carbono.

- Evitar calefaccionar los ambientes con el horno o las hornallas de la cocina.

- Apagar estufas y braseros antes de dormir y sacarlo de la vivienda para mayor seguridad.

Síntomas de una intoxicación

Cabe resaltar que al inhalar monóxido de carbono éste reemplaza al oxígeno en el torrente sanguíneo. La falta de oxígeno afecta, en especial, al corazón y al cerebro.

Los síntomas de una intoxicación son dolor de cabeza, vómitos o náuseas, mareos, decaimiento, falta de aire y palpitaciones.

A causa de esta situación, la persona intoxicada puede entrar en coma y morir, es por ello que ante los primeros síntomas se debe ventilar la habitación rápidamente, salir del ambiente e ir al centro de salud más cercano para ser atendido.

El tratamiento consiste en el suministro de oxígeno.

Te puede interesar

Te puede interesar