El taller de Tango que se dicta en UTN sigue sumando adeptos

Educación 16/05/2017
La propuesta está dirigida a toda la comunidad de San Francisco y la región. Las clases se dictan los jueves de 20.30 a 22.
tango utn
El taller está a cargo de Susana Schwartz, Adriana Vaglienti y Román Sterpone.

Desde hace dos meses está funcionando en la Universidad Tecnológica Nacional, facultad regional San Francisco, el taller de Tango “Melodías de Arrabal”, una propuesta para aprender a bailar tango dirigida a toda la comunidad de San Francisco y la región, que se desarrolla los jueves de 20.30 a 22.

Este taller está a cargo de Susana Schwartz, Adriana VaglientiRomán Sterpone.

Vale aclarar que no es necesario asistir a las clases en pareja, y quienes quieran sumarse lo pueden hacer en cualquier momento del año: “Siempre se puede empezar, las puertas están abiertas”, aseguró Schwartz.

El objetivo del espacio es aprender a bailar y poder desplazase dentro de la pista de baile, en las milongas, con metodologías de trabajo que incorporan el entrenamiento corporal, ejercicios de relajación muscular con técnica aplicada al baile, aprendizaje del tango: enseñanza de pasos básicos a pasos combinados conjuntamente con posturas corporales marcación y desplazamientos en pista del baile; y conocimiento de la música: entendimiento de compases y melodías así como los distintos ritmos de diferentes orquestas típicas.

DSC_1380

“Hace más de dos meses que estamos trabajando en el armado del taller junto a Adriana y Román, yo vengo una vez al mes y ellos quedan a cargo las demás clases. Y estamos tratando de implementar diferentes ideas para motivar a que la gente se acerque a bailar tango. La idea es que la gente venga a bailar y pasarla bien”, contó Schwartz.

La docente explicó que para bailar tango hace falta "tener ganas, querer abrazar a otra persona, acercarse y empezar, nada más, son las ganas. Hay gente que llega y nos cuenta que nunca antes se acercó al tango, ni lo bailó, pero quiere probar, y acá tienen un lugar para intentarlo. Por otra parte yo soy de la idea de que cualquier danza hace bien, en este caso estamos con el tango y hay gente que se identifica con esto y viene”.

Por su parte, Vaglienti señaló que “el tango te busca y te atrapa, te enamora y te lleva como bailando, además hasta te diría que es terapéutico, por ejemplo para personas con problemas físicos o dolores en una pierna o en la cadera, el tango los ayuda mucho, y es hermoso lo que se siente al abrazar y bailar”.

Sterpone, a su vez, se refirió a la respuesta que tuvieron de los participantes de este taller: “La respuesta fue muy buena, teniendo en cuenta que quizás aquí haya una idea conservadora con respecto al tango. La idea es traer una propuesta que descontracture esto, y rescatar al tango como algo propio de nuestra cultura y que debería ser tan común como tomar mate. Entonces queremos llevar esta propuesta que se llama Tango Milonguero, que es el tango como baile social, para interactuar en una milonga, sin llegar al tema del escenario que es otra faceta el tango, nosotros apuntamos a algo más popular y al tango como baile social”.

18493801_10212980625860972_2138080327_o

El tango nos conecta

Más adelante, Schwartz se refirió a lo que tiene el tango que lo mantiene vigente como propuesta cultural: “Es por el abrazo, porque uno conecta con la otra persona, hoy estamos conectados desde lo ciber, pero a veces no nos acercamos a los otros, y el tango te acerca. Y como se camina el tango milonguera, es algo tan simple como eso, por eso hay gente que arranca a los diez años, y otros a los ochenta a bailar tango, es algo que conecta y atraviesa todas las generaciones. Inclusive en los temas de los tangos, muchas veces podemos caer en el cliché del hombre que llora en las letras del tango, y no es así, el tango atraviesa por todos lados, por la vida, por lo político, por el amor, así que estimo que por eso sigue vigente, es muy rico”.

Consultada sobre lo que le dio el tango a su vida, Schwartz dijo: “Amigos, el amor, amigos y el amor, y amigos y el amor, eso me dio el tango, que es lo fundamental de la vida y que hoy es parte de mí, es una familia la que se va a armando, porque en las milongas hay una cultura en la que uno entra y conoce a las personas, y si no conocés a nadie, te sentás solo en una mesa, te saca a bailar alguien y ya empezás a conocer otras personas, eso pasa en cualquier parte del mundo, es como un código de la milonga en todo el mundo, esto de acercarse al otro a través del tango es fantástico”.

Inscripciones abiertas

Cabe reiterar que si bien este taller ya comenzó, quienes quieran acercarse pueden hacerlo. “Siempre se puede empezar, porque para todos, inclusive para mí, siempre es la primer clase, así que es cuestión de querer y tener ganas de venir, las puertas están siempre abiertas”, remarcó la docente.

Los interesados pueden obtener información e inscribirse en la Secretaría de Extensión y Cultura de UTN San Francisco, de lunes a viernes en el horario de 9 a 22, teléfono 03564-435402, 421147 (interno 133), Av. De la Universidad 501.

DSC_1388

Sobre Susana Schwartz

Susana Schwartz realizó en 2016 una gira de tango por Estados Unidos, al que viene repitiendo desde 2012, y entre ese año y 2013 participó de “Tango se Busca”, obra de teatro multimedia, estando a cargo de la investigación, idea y realización junto a Germán Falfan y Julieta Ghibaudo, con la puesta en escena de Cocina de Culturas. Como docente dictó el Tango Bootcamp Vermont y workshop (EE.UU.) y Workshops en Vermont (Boston, EE.UU.) y Dartmouth University (EE.UU.). También dictó clases en el Instructorado de Danzas Sociales en el IPEF, en la escuela Garzón Agulla y en diferentes CPC de Córdoba; también dicta Clases de Tango desde el año 2005 hasta la fecha en el Centro Cultural Tsunami Tango, Córdoba; dictó Clases de Tango y danzas en la Escuela Che Guevara en el marco del CAJ; Clases de Teatro en la Escuela Patricias Mendocinas en el marco de Jornadas Extendidas; clases y seminarios en Traslasierras, Dean Funes, Río Cuarto, Mar del Plata y Tandil, también en Granada (España) y en Passau (Alemania).

Te puede interesar

Te puede interesar