Aumenta la tensión: Corea del Norte lanzó un nuevo misil y Estados Unidos dijo que la paciencia terminó

Más información 17/04/2017
Ante la amenaza nuclear de Corea del Norte, el vicepresidente de Estados Unidos aseguró que utilizarán "medios pacíficos o en última instancia cualquier medio necesario"

En medio de una creciente tensión por el peligro de un enfrentamiento nuclear, Corea del Norte cumplió este domingo con su amenaza al efectuar el lanzamiento de un misil como parte de su programa armamentístico, hecho que fue confirmado tanto por Estados Unidos como por Corea del Sur.

Por el momento, Seúl no identificó de qué tipo de misil se trata, por lo que analizan esto "y otros detalles" acerca del proyecto, según informó la agencia surcoreana de noticias Yonhap. El lanzamiento se llevó a cabo desde la ciudad portuaria de Sinpo, en la costa este del país.

Por su parte, el Comando del Pacífico de Estados Unidos confirmó también la detección del misil, que habría sido lanzado a las 06.21 horas (18.21 horas del sábado en Argentina) y que según el portavoz del Mando, Dave Benham, "estalló de forma casi inmediata", informó la agencia de noticias Europa Press.

A raíz de la prueba balística, el gobierno de Corea del Sur convocó una reunión del Consejo de Seguridad Nacional en la que se condenó con dureza la acción, según un comunicado emitido al término del encuentro.

El texto subraya que el lanzamiento "es una demostración de la amenaza que supone para el mundo entero" el programa armamentístico norcoreano y recuerda a Pyongyang que si sigue realizando pruebas habrá "nuevas y estrictas medidas sancionadoras" de la comunidad internacional.

El Ejército norcoreano ya realizó el pasado 5 de abril otro lanzamiento –que se cree que también pudo ser fallido– de un misil balístico de alcance intermedio desde la misma localidad de Sinpo, situada en la provincia de Hamgyong del Sur.

Ese ensayo de misiles hizo que Washington –que insinuó en las últimas semanas haber estudiado un hipotético ataque preventivo contra Pyongyang– respondiera la semana pasada con el envío a la península coreana de un portaaviones nuclear, lo que incrementó enormemente la tensión en la zona.

A esto se unía la posibilidad de que el régimen de Kim Jong-un decidiera realizar una prueba de misiles o atómica (fotos recientes indican que todo está listo en su base nuclear para ejecutar una) coincidiendo con las importantes efemérides que celebra en abril.

Escalada

Por otra parte, el vicepresidente estadounidense, Mike Pence, afirmó este lunes que "la era de la paciencia estratégica terminó" con Corea del Norte y precisó que Estados Unidos y sus aliados utilizarán "medios pacíficos o en última instancia cualquier medio necesario" para proteger a Corea del Sur y estabilizar la región.

Al visitar la Zona desmilitarizada coreana (Dmz), el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence definió como "acorazada" a la alianza entre Washington y Seúl y reiteró que "todas las opciones están en la mesa" para presionar a Pyongyang a dejar de lado sus armas nucleares y el programa misilístico.

El vicepresidente norteamericano volvió a definir como una "provocación" el último y fallido test misilístico de Corea del Norte, afirmando confiar en que el claro mensaje del gobierno de Donald Trump sea recibido por Pyongyang.

Pence dijo que Trump espera que China use sus influencias "extraordinarias" para que el régimen norcoreano abandone su programa misilístico y nuclear.

Fuente: Télam.

Te puede interesar

Te puede interesar