Una violinista local enamorada de Oriente

Sociedad 16/04/2017
Ana Laura Ades es una joven música que visitó Qatar y se quedó a probar suerte. Trabaja en un hotel cinco estrellas y también aprovecha para recorrer ciudades y conocer culturas de distintas partes del mundo.
Ampliar
Ana Laura Ades triunfa en Qatar.

Son las 14 en nuestra ciudad pero las 20 en Doha, la capital de Qatar, donde desde hace dos años vive Ana Laura Ades, una música sanfrancisqueña que en un receso de su trabajo atiende el teléfono para charlar con El Periódico.

Ana es violinista graduada en la Universidad Nacional de Córdoba, dio clases en el Conservatoria Arturo Bertutti de nuestra ciudad y un día decidió visitar a un primo en Qatar. Lo que no sabía es que se iba a enamorar del lugar, su gente y su cultura.

La joven de 30 años trabaja en el exclusivo hotel de cinco estrellas Meliá Doha, donde ameniza en vivo el ambiente del bufet al que asisten personas de diferentes partes del mundo.

Una visita que la enamoró 

“Mientras daba clases en San Francisco se me ocurrió visitar a mi primo en Qatar y la verdad que me encantó, fue algo extraño pero lindo a la vez. Volví a la Argentina y decidí volver a probar suerte en septiembre de 2015, pude conseguir este trabajo y estoy enamorada del lugar”, cuenta.

Según Ana, en Doha la mayoría de las personas mantienen sus tratos manejando el inglés como idioma y a su vez hay muchos españoles residiendo, por eso su adaptación se hizo muy fácil.

“Toco estaciones en vivo, amenizo los almuerzos y las cenas, es lo que se acostumbra hacer en Qatar. También me he presentado en casamientos cataríes, donde aprendí las grandes diferencias con nuestra cultura”, explica Ana. Y agrega: “Mi repertorio es amplio, toco música clásica, pero como acá hay gente de todo el mundo, entonces voy variando con tangos, música turca, árabe, francesa, española, mexicana”.

ades 4

Su vida en Qatar

Ana vive en una torre cercana al hotel donde trabaja y tiene una vida social muy activa. “La gente local es muy buena y muy abierta. Tengo amigos qataríes, pero también de Arabia Saudita, Palestina, Jordania y de Europa. A veces salimos a la noche y somos un grupo re grande con chicas y chicos de Rusia, españoles, alemanes, palestinos, somos un mix impresionante. Los cataríes aman Argentina, nombrás el país y enseguida te nombran a Messi, son fanáticos del futbol”, relata la violinista.

Con respecto a su vida en el futuro, Ana no se quiere adelantar: “Trato de vivir el día a día. Tengo pensado seguir con mi carrera y seguir haciendo lo que me gusta, por el momento voy a seguir en Medio Oriente”, sostiene.

ades 2

Te puede interesar

Te puede interesar