Las plantas de Sancor en Córdoba seguirán inactivas al menos seis meses más

De la Tierra 13/04/2017
Están ubicadas en Coronel Moldes y Brinkmann. Los trabajadores aceptaron diferir el pago de parte de sus salarios.

Pese a los 450 millones de apoyo financiero que el Gobierno le otorgará a SanCor, continuarán, al menos por seis meses, inactivas las cuatro plantas de la empresa hoy paralizadas: Centeno (Santa Fe), Charlone (Buenos Aires), y las dos cordobesas, Coronel Moldes y Brinkmann.

Así lo informó la Asociación de Trabjadores de la Industria Lechera de la República Argentina (Atilra), que indicó que este miércoles tuvieron la comunicación oficial de restructuración de la empresa, a partir de recursos del Fondo para el Desarrollo Económico Argentino (Fondear), que depende del ministerio de la Producción.

En Coronel Moldes y Brinkman, los trabajadores suspendidos también cobrarán por la modalidad de “jornada libre” sólo el 75 por ciento del sueldo hasta septiembre. Paralelamente, a partir de este mes, por un año, recibirían el subsidio prometido por la Provincia de Córdoba, equivalente al salario mínimo (8060 pesos más).

Sin despidos

“El acuerdo con el gobierno nacional es a cambio de que no despidan trabajadores. Les dan 450 millones pero tienen que ponerse al día con sueldos, proveedores, transportistas, insumos. El salvataje sería para reestructurar y salvar la empresa pero nosotros recién en seis meses tendríamos novedades”, comunicó Raúl Cruceño, dirigente gremial de Coronel Moldes. 

Los trabajadores de la quesera de Moldes, no son muy optimistas en torno a su situación, en el marco del pretendido “rescate”.

“Ahora cobraremos parte del sueldo y el subsidio, pero la cabeza nuestra está en otro lado. Estas plantas cerradas están marcadas.  En Moldes hace 45 días que estamos parados y vamos a seguir así por seis meses. Hace dos años que estamos con sueldos desdoblados. Lo mejor que nos podría pasar sería que esta planta se venda, hay fuertes interesados y la planta está en muy buenas condiciones”, agregó Cruceño.

Crisis

Cabe recordar que SanCor tiene un pasivo que supera los 5.900 millones de pesos y está al 50 por ciento de su producción, con cuatro plantas inactivas.

Según trascendidos, apuntaría a la transferencia de activos a una sociedad, para que un inversor internacional pueda quedarse con parte del negocio.

El dinero que le otorga el gobierno, con el fin de que se ponga al día con tamberos y proveedores,  será administrado por un fideicomiso, con un comité de control de gastos.

Fuente: La Voz del Interior

Te puede interesar

Te puede interesar