En una persecución, tiró 4 millones de pesos a la banquina

Policiales 07/04/2017
Ocurrió en Junín de los Andes. Todo empezó porque el conductor hizo un mal sobrepaso y casi choca a un móvil de Gendermaría, por lo que empezaron a perseguirlo.

Cerca de cuatro millones de pesos que el conductor de una camioneta arrojó por la ventanilla de una camioneta cuando era perseguido por una patrulla de Gendarmería Nacional fueron secuestrados en la localidad neuquina de Junín de los Andes, y ahora se investiga si el dinero es producto de la venta de droga, contrabando o trata de personas, informaron fuentes policiales.

El procedimiento se produjo cuando efectivos de la sección Junín de los Andes se encontraban realizando patrullajes preventivos sobre la ruta nacional 40 y observaron un extraño desplazamiento de una camioneta marca Toyota Hilux, que iba hacia esa localidad neuquina, proveniente del Paraje La Rinconada.

En ese momento, el conductor de la camioneta realizó un sobrepaso indebido, casi colisionando con el móvil de Gendarmería, por lo que los efectivos comenzaron a perseguirlo y ordenaron su detención.

Tras alcanzar a la camioneta, los gendarmes obligaron al conductor a detenerse sobre la banquina, donde notaron que el vehículo no contaba con su chapa patente trasera, por lo que decidieron interrogar al chofer que respondió con notable nerviosismo, dijeron las fuentes.

En ese momento, el personal de Gendarmería descubrió numerosos bolsos en la parte posterior de la camioneta y, ante las inconsistencias en el relato del hombre, el jefe de la patrulla ordenó que se ubicaran conos demarcatorios al frente y detrás del vehículo.

La persecución finalizó en la intersección de la ruta 40 con la ruta 23, donde el conductor estacionó bruscamente la camioneta e intentó escapar corriendo, pero fue cercado y detenido.

De acuerdo al informe de la Gendarmería, los dos bolsos encontrados contenían fajos de billetes de 100 y 500 pesos por una suma cercana a los cuatro millones de pesos, sin documentación legal, por lo que el Juzgado Federal de Zapala ordenó la detención del involucrado, un ciudadano argentino de unos 40 años, quien fue trasladado hacia esa localidad.

Te puede interesar

Te puede interesar