El agua de San Francisco no tiene conexión con la planta Taym

Salud 05/04/2017
Desde los municipios de San Francisco y Villa María descartaron que el servicio de agua potable local pueda sufrir las consecuencias del desborde la planta de residuos peligrosos en Córdoba.
Ampliar
Desde la Municipalidad insistieron en controlar y mantener limpios los tanques.

El colapso de la planta de tratamiento de residuos peligrosos de Taym, que trajo consecuencias en el agua potable de la ciudad de Córdoba, no afecta al servicio de agua potable que se brinda en San Francisco ya que no proviene de la misma fuente, confirmaron autoridades de las municipalidades de San Francisco y Villa María. 

El agua que se consume en San Francisco llega por acueducto desde Villa María, y desde ambos municipios descartaron cualquier vínculo con la fuente de agua en Córdoba. Germán Tissera, director de Ambiente villamariense, señaló que no hay conexión con el agua que pudo sufrir contaminación en Córdoba: "El agua que tomamos nosotros no tiene nada que ver con el agua que viene de ese lugar. Es una cuenca totalmente distinta. No hay un trasvaso de cuenca que nos pueda conectar con ese problema que sucedió en Córdoba. Nosotros tomamos agua de la cuenca del río Ctalamochita, que es del Valle de Calamuchita, y eso es el Valle de Punilla, que está dividido por un cordón montañoso y es un lugar diferente, no hay una conexión”, señaló a El Diario de esa localidad. 

También Silvia Ruffino, a cargo de la Dirección de Control Alimentario de la Municipalidad de San Francisco, llevó tranquilidad a los vecinos de la ciudad al descartar contaminación por el desborde de la planta Taym luego de las intensas lluvias en el Valle de Paravachasca. "El agua que recibimos de Villa María no tiene relación con el agua que se consume en Córdoba", explicó.

Limpieza en cada domicilio

La funcionaria agregó que normalmente se hacen más de 14 controles semanales en distintos puntos de la red para efectuar análisis bacteriológicos que controlen su calidad, e insistió en que los vecinos deben adoptar cuidados en los tanques y conexiones domiciliarias para evitar contaminación.

Principalmente, se trata de mantener los tanques limpios, controlando que estén bien cerrados. "Es muy importante que cada domicilio cuide su tanque, que hagan una limpieza anual, porque muchas veces no tenemos en cuenta que se puede acumular suciedad", precisó.

"El agua es uno de los alimentos más importantes, que lo consumimos todos, por lo tanto controlamos que sea apta para consumo. Muchas veces los inconvenientes se producen porque la limpieza de los tanques no está bien hecha. Los establecimientos elaboradores de alimentos tienen la obligación legal de tener los tanques siempre limpios", finalizó Ruffino.

Por consultas, los vecinos pueden llamar a los teléfonos (03564) 439129 y 439185.

Te puede interesar

Te puede interesar