Matan a tiros a un cachorro en aeropuerto de Nueva Zelanda porque impedía la salida de aviones

Más información 17/03/2017
Era un perro al que entrenaban para detectar explosivos. Se escapó hacia las pistas y estaba impidiendo la salida de vuelos. Repudio en las redes sociales
ry_4tYFjl_930x525
Grizz, el cachorro abatido por la Policía de Nueva Zelanda.

La Policía de Nueva Zelanda mató a tiros a un perro que se escapó y estuvo tres horas corriendo este jueves por las pistas del aeropuerto de Auckland, retrasando 16 vuelos, según indicaron los medios locales. De nombre Grizz, era una mezcla de collie barbudo y braco alemán de pelo corto. El cachorro tenía apenas diez meses de vida y lo estaban entrenando para la detección de explosivos.

En la madrugada de ayer, Grizz se escapó y salió corriendo hacia la pista. La compañía de seguridad Avsec --encargada de adiestrar al cachorro-- indicó ante la prensa local que el perro "se asustó" cuando intentaban subirlo a un vehículo y que cuando lo encontraron en la pista no dejaba que nadie se le acercara.

Los miembros de seguridad y los trabajadores de la terminal pasaron unas tres horas tratando de atraparlo, sin éxito. Avsec dijo que "lo intentaron todo" para recuperarlo, incluido el uso de comida, juguetes y de otros perros. La huida causó retrasos en 16 vuelos nacionales e internacionales.

Entonces el personal del aeropuerto pidió a la Policía que le disparara al animal, dijo el inspector Tracy Phillips al sitio web Stuff. "No es el resultado que le hubiera gustado a nadie y solo se pidió la actuación de la Policía como último recurso", señaló.

A través de su cuenta oficial de Twitter, el aeropuerto confirmó la muerte. "Desafortunadamente, un perro de seguridad fue muerto de un disparo esta mañana. El staff del Aeropuerto de Auckland trató durante tres horas de agarrarlo. Nuestro pésame para el entrenador", publicó.

Innecesario

El incidente desencadenó un debate en las redes sociales sobre si era necesario matar a Grizz. Muchos consideran que las autoridades deberían haber disparado al perro con un tranquilizante. En Twitter proliferan los mensajes de despedida escritos desde distintos lugares del mundo. "Pobre cachorrito" y "RIP" (Descansa en paz) son algunas de las frases que se repiten en los posts. También el repudio por el accionar de la Policía.

Los vuelos se reanudaron a las ocho de la mañana (hora local) y el aeropuerto volvió a su actividad normal. El resultado de la drástica decisión fue un fiel compañero menos, y personas de todo el mundo indignadas.

Fuentes: DPA y EFE.

Te puede interesar

Te puede interesar