Cremación de mascotas: un ritual cada vez más habitual en la ciudad

Mascotas 14/03/2017
La obra social de mascotas ofrece este servicio que se realiza en la capital provincial. Pero que incluye la recolección del animal fallecido, el traslado a Córdoba y la posterior entrega de las cenizas en una urna.

La muerte de una mascota suele tener, en ocasiones, un gran efecto en sus dueños, que muchas veces no saben cómo deshacerse de los restos del animal. Algunos propietarios que no tienen un lugar apropiado para enterrarlos terminan arrojándolos en campos o en mini basurales.

Ante esta situación, Avsim, la obra social de las mascotas de nuestra ciudad, ofrece la cremación de animales. Desde diciembre ya han realizado diez servicios de este tipo y fueron los encargados de cremar los restos de “Chocolate”, el perrito que falleció en enero tras ser despellejado vivo.

En el país la cremación de mascotas no es un servicio nuevo, sin embargo, en el último tiempo creció exponencialmente la demanda y en San Francisco las consultas son muy frecuentes.

Cómo funciona

El servicio que ofrece Avsim es el retiro de la mascota fallecida, que hasta el momento han sido gatos y perros, luego el traslado hacia la ciudad de Córdoba donde la empresa Fénix realiza la cremación –en un horno especial para animales-. Luego se realiza la entrega de las cenizas en unas urnas con una tarjeta con los datos del animal y la fecha del fallecimiento.

“Es un servicio que ha interesado a muchas personas y nosotros ya hemos realizado unas diez cremaciones a mascotas afiliadas”, contó Juan Pablo Ponce, titular de Avsim. Que agregó: “Creemos que es un servicio que va a ir creciendo con el tiempo, creo que la gente se va a ir inclinando por esta opción porque se trata de una forma de recordar a su mascota fallecida”.

Luego indicó que la vasija tiene un modelo estándar pero de forma artesanal que varía de tamaño de acuerdo al peso de la mascota. “Nosotros nos encargamos de todo el proceso y junto con las cenizas le entregamos una tarjeta con los datos de la mascota y la fecha que falleció”, comentó.

Sin dudas que la “humanización” de la muerte animal es una tendencia mundial de la que los sanfrancisqueños no quedan excluidos.

Te puede interesar

Te puede interesar