Femicidio: un hombre mató a su expareja en un barrio cerrado de La Calera

Policiales 27/04/2016
Femicidio: un hombre mató a su expareja en un barrio cerrado de La Calera

Una mujer de 43 años fue asesinada de varias puñaladas mientras dormía en la habitación de su casa del barrio cerrado La Estanzuela, de La Calera. Se llamaba Lis Grisel Funes. Era abogada y se desempeñaba como docente de música en distintos colegios.

Su actual pareja, que estaba con ella en la habitación, también fue apuñalado y se encuentra internado en el Hospital de Urgencias.

Según informó la Policía, el supuesto autor del ataque es un exnovio de Lis quien tenía una orden de restricción de contacto y quien esta madrugada irrumpió en el barrio, violentó la puerta de ingreso a la vivienda y atacó a la pareja.

El hombre, identificado como Elías Iván Lesta (37), se entregó horas después en la comisaría segunda de la ciudad de Córdoba.

"Llegó y se entregó. Dijo que había sido el autor de lo ocurrido en La Calera", señaló a este diario el comisario inspector Waldo Páez.

Evadió la seguridad privada

Lis había denunciado a su victimario este año en la Unidad Judicial de La Calera, en una fecha que por ahora no fue precisada, y había obtenido una orden de restricción de contacto. Una vecina que se identificó como María dijo a Mitre Córdoba que ya el año pasado el exnovio había ingresado al barrio sin autorización y había golpeado tanto a Lis como a su último novio.

En la madrugada de este miércoles, Lis y su novio fueron víctima de un ataque letal en su habitación.

"El exnovio saltó el cerco perimetral del barrio privado y pasó por un sector en el que no había cámaras de seguridad. Ni la guardia ni el policía adicional que había en el lugar se dieron cuenta", informó a La Voz del Interior el jefe policial Páez.

El agresor llegó hasta la casa de la víctima, ubicada en calles Borges al 400. Violentó la cerradura de una puerta ventana de aluminio y sorprendió a la pareja que estaba durmiendo en la habitación. 

Allí, le propinó varias puñaladas a ambos. La mujer murió en el lugar. El hombre sobrevivió y sus desgarradores pedidos de auxilio en medio de la noche fueron escuchados por un vecino.

"Llamaron a la guardia y desde ahí llamaron al 101. Fue entre las 5 y las 5.30", dijo el comisario inspector Páez.

El agresor se fue del barrio privado sin ser detectado. Viajó unos 13 kilómetros hasta la Comisaría Segunda de avenida Duarte Quirós al 3.900 de la ciudad de Córdoba y se entregó alrededor de las 6 de la mañana.

Fuente: La Voz del Interior. 

Te puede interesar

Te puede interesar