Por el calor, aumentaron consultas por mareos e hipotensión

Salud 07/01/2017
Los más afectados, los niños y los ancianos. La información fue confirmada por el servicio de emergencias UCEMED.
Ampliar
Ante las altas temperaturas hay que extremas los cuidados.

El verano es la estación del año en que una persona está más propensa a sufrir un golpe de calor. Esto sucede cuando el cuerpo de una persona se pone demasiado caliente. Puede ocurrir a causa de ejercicio físico o bien de un clima caliente. La persona puede sentirse débil, mareada o preocupada. También puede tener dolor de cabeza o aceleramiento de los latidos del corazón. Asimismo puede deshidratarse y orinar muy poco.

Algunos de estos síntomas fueron las causas de numerosas consultas que llegaron esta semana a UCEMED.

Diego Lahournere, director médico del servicio de emergencias, afirmó que en este último tiempo no recibieron pacientes con todos los síntomas que involucran a un golpe de calor, pero que, de todas maneras, se han incrementado las consultas por casos de personas con hipotensión, mareos o decaimiento. Según explicó, aquellos que se vieron más afectados por las altas temperaturas fueron los niños de hasta diez años y los ancianos.

Por otra parte, el profesional contó que se mantuvieron los casos de gastroenteritis con vómitos y diarreas debido a que en esta época “comés más, hace calor, y uno presta menos atención al mantenimiento de los alimentos, esa puede ser una de las causas”.

El director médico agregó que en la mayor parte de los casos, las consultas fueron domiciliarias y los casos se pudieron resolver con dieta, mucho líquido y antiespasmódicos. Es decir, no contabilizaron ningún caso de gravedad.

Lahourneré aconsejó, para evitar padecimientos a consecuencia del calor, cuidarse del sol, realizar actividad física en horarios donde las temperaturas sean menos agresivas, y prestar mucha atención al cuidado de los alimentos, procurando en los casos necesarios mantener la cadena de frío.

UCEMED

Cuidar la piel también es importante

Ante el calor de los últimos días, propios del verano, el Ministerio de Salud de Córdoba también se hizo eco del tema y difundió algunas recomendaciones.

Ante ello, además de no exponerse en las horas pico, se recomienda usar protector solar de factor 20 por lo menos; aplicarlo de forma uniforme en todo el cuerpo, incluyendo empeines, manos y cuello; y repetir la aplicación luego de sumergirse al agua o si pasan varias horas.

Es importante remarcar que se deben respetar en forma estricta los horarios seguros en el caso de los niños, y colocarles protector siempre, ya que es la exposición solar en la infancia la que representa más riesgo para el cáncer de piel en el futuro. Asimismo, se debe evitar completamente que los menores de un año permanezcan al sol.

Cómo ejercitarse

También, de acuerdo a los consejos difundidos por la Provincia, es oportuno también reducir la actividad física durante estos días. Pero para quienes hacen deporte con asiduidad, las recomendaciones son practicarlos por la mañana temprano o después de las 19 e hidratarse permanentemente, en lo posible con bebidas que posean sales.

Te puede interesar

Te puede interesar