Patrimonio arquitectónico: unas ochenta áreas de la ciudad están protegidas

Lo establece una ordenanza municipal. Te mostramos cuáles son y también algunos proyectos nuevos en la ciudad.
Ampliar
En el centro se mantienen las fachadas históricas en los nuevos emprendimientos inmobiliarios

El patrimonio arquitectónico de una ciudad o pueblo le otorga su identidad. Por eso la necesidad de conservarlo ante el boom inmobiliario que puede afectar parques con árboles centenarios, calles empedradas, iglesias, chalets, colegios, instituciones y antiguas casas.

“El patrimonio arquitectónico de San Francisco es un homenaje a los constructores que hicieron historia, a la memoria de los inmigrantes”, reconoció la arquitecta preservadora Cristina Rearte, quien junto a su colega Aurora Bruno están a cargo del Programa de Preservación Ambiental, Urbano y Arquitectónico de nuestra ciudad.

En los últimos años a través de diversas ordenanzas se busca proteger sitios importantes de valor histórico y evitar que engrosen la lista de puntos desaparecidos por el avance urbano.

Lo que se busca preservar

El programa de preservación determina unas ochenta áreas a cuidar que están comprendidas en diferentes ítems. Por ejemplo, entre las Áreas de Protección Histórica se encuentran el Palacio Municipal, las parroquias Catedral y Cristo Rey, Casa Godino, el área comercial del bulevar 25 de Mayo, las estaciones de los ferrocarriles Mitre y Belgrano, Plaza San Francisco y el Cementerio.

catedral foto secundaria

Luego se destacan Áreas de Reserva para Plan Especial, donde están incluidas: la Terminal de Ómnibus, las vías del ferrocarril, la ex Fábrica Militar, el Parque Cincuentenario y el Hospital, los polos deportivos como el estadio de Sportivo Belgrano y el Club Tiro y Gimnasia. Se le suman el hipódromo, la costanera, el Aeroclub, entre otros.

También se buscan preservar lugares con condiciones urbanas particulares dentro del Área de Reserva para Plan Detalle como distintos sectores de los bulevares 25 de Mayo, 9 de Julio, Sáenz Peña y Roca, las avenidas Cervantes, Garibaldi, Irigoyen, Buenos Aires, Juan B. Justo y de la Universidad. Además se destacan las esquinas Avellaneda y Dante Alighieri, Libertad y Jonas Salk, Córdoba y Paraguay, entre otras.

Por último existen Sitios de Valor Patrimonial como la Asociación Bancaria, la Sociedad Rural, el Sport Automóvil Club, la planta ex Obras Sanitarias, la Jabonería Therisot, el adoquinado urbano y muchos más.

Limitar alturas

Las normas buscan en varios sectores limitar la altura de los nuevos emprendimientos que vayan surgiendo. Donde finaliza el Jardín Botánico existe un terreno donde hubo pedidos de factibilidad para construir en altura, que por su extensión se rechazaron: “No puede haber una altura mayor que la de la ex fábrica Tampieri en ese entorno inmediato”, explicó Rearte.

Según la arquitecta, en el bulevar 25 de Mayo, desde el boliche Atlantis hasta calle Colón “existen una serie de elementos patrimoniales interesantes”. Entre ellos el banco Galicia que fue remodelado y mantuvo la vieja fachada. El ex Cine colón, hoy convertido en un paseo de compras con un retiro donde se levantan torres con departamentos. Lo mismo ocurre con el edificio contiguo que en la actualidad se está remodelando y que serán también torres con departamentos, también con un retiro. En la esquina de Mitre y 25, donde se encontraba el negocio de ropa deportiva Jorojos, también se erigirá un edificio con altura limitada.

Centro

“Lo que pretendemos que los bienes de valor patrimonial se mantengan en presencia y lo nuevo aporte al paisaje urbano con toda la tecnología”, afirmó Rearte, remarcando que: “Desde la preservación se trabaja con la planificación urbana para establecer el nuevo perfil de la ciudad. Pero queremos que esa renovación urbana no entorpezca el desarrollo natural de los lugares”.

Sugerencia

La arquitecta Rearte indicó: “Lo ideal es que cada vecino que quiera vender o modificar su casa presentarse al municipio y ver en qué condiciones está su inmueble”.

Actualmente el municipio estudia implementar “estímulos” para aquellos dueños de propiedades que acepten medidas para preservarlas de manera correcta.

Te puede interesar

Te puede interesar