La otra carrera de Bagnarelli

Deportes 19/11/2016
El motociclista de Frontera sorprende por su rápida evolución tras su grave accidente.

Dos grandes cicatrices atraviesan la espalda de Leandro Bagnarelli (19). Son las marcas de la doble operación a la que tuvo que ser sometido luego del grave accidente que sufrió en su motocicleta en el circuito de Alta Gracia, mientras competía por el Superbike Argentino, el pasado 11 de septiembre.

En el accidente “Leli” se había dañado la vértebra dorsal siete en su espalda y necesitó de una prótesis para volver a caminar. Hoy, a casi dos meses de su operación, el joven ya utiliza un andador para movilizarse y se esperanza con poder caminar por su cuenta antes de fin de año.

“Llevo un mes rehabilitación en doble turno y casi dos desde las cirugías. El andador me fue ayudando mucho en la movilidad de las piernas, ya casi ni hago fuerzas con los brazos para caminar, utilizo las piernas”, cuenta Leandro. Hasta él mismo se muestra sorprendido con lo favorable de su evolución.

Ni una quebradura

Antes de este hecho Leandro nunca había padecido ningún accidente grave, solo caídas y raspones. Pero en aquella oportunidad el accidente se produjo a unos 240 kilómetros por hora- estima el piloto-, en la curva dos del circuito “Oscar Cabalén” de Alta Gracia mientras se corría la final de la categoría Súper Sport. 

“Tenía un panorama muy complicado y no me daban garantías de volver a caminar”, recuerda.

¿Volver?

“Cuando estuve arriba de la ambulancia apenas sucedido el accidente le había dicho a mis papás que no iba a volver a correr nunca más. Pero con el correr del tiempo sentí que me hacía falta la moto”, explica. Sin embargo para el joven lo primordial es recuperar su salud física.

“Cuando a la gente le digo que pienso volver a correr piensan que estoy loco, pero esta es una pasión que llevo dentro de mí desde chiquito. Es una carrera que tengo que superar, ya pasé las operaciones que fueron muy complicadas y ahora tengo que superarme a mí mismo”, manifiesta.

Una familia agradecida

Bagnarelli agradeció a quienes estuvieron a su lado. Primero les dio gracias a toda su familia y a su novia, a los miembros de su equipo Ale Cento Racing y a todas las personas que colaboraron para la compra de su prótesis.

“Hubo muchos equipos y corredores que estuvieron presentes, la Municipalidad de San Francisco, en especial a Ignacio García Aresca, el doctor Fernando Giacomino y tanta gente que no conozco y me hicieron llegar sus fuerzas”, reconoce.

Bono ayuda

Para continuar saldando gastos familiares y amigos del piloto organizan la venta de un bono contribución cuyo sorteo tendrá lugar el 6 de enero y que cuenta con tres interesantes premios como una motocicleta 110 cc., una cocina y un caso marca Nolan.

El costo del número tiene un valor de 100 pesos y se puede obtener al número 15571834 o al Facebook de Leandro Bagnarelli.

Te puede interesar

Te puede interesar